0 Productos

català | castellano

Uña encarnada (Onicocriptosis)

Definición

La onicocriptosis comúnmente llamada uña encarnada, es una patología de causa traumática, y consiste en la penetración de un fragmento ungueal (espícula o astilla) del borde lateral de la uña que se incrusta en el tejido blando del surco ungueal. Suele agregarse infección bacteriana e inflamación, y puede ser incapacitante. Es una afección bastante corriente que ataca por lo general el dedo gordo del pie, aunque puede afectar indistintamente cualquier otro dedo.

 

Signos y síntomas clínicos

El primero de los síntomas que aparecerá será el dolor, sobre todo en la zona anterior de la uña que está clavada, provocado directamente por el fragmento ungueal que está mal cortado. A continuación aparecerá el signo inflamación, representado por el aumento de volumen, hinchazón y coloración roja de todo el tejido lateral de la uña, y finalmente aparecerá de nuevo el dolor, mucho más incrementado, que se extenderá a todo el lateral de la uña, y estará motivado, aparte de por la espícula, por la herida que se habrá generado en el mismo tejido blando. En el estadio avanzado, el dedo estará hinchado, rojo, y será muy doloroso, con infección, generalmente causada por los gérmenes que habitan sobre la superficie cutánea, de manera que en la herida se acumula pus, aumenta el dolor y la piel a tensión puede rasgarse y permitir la supuración del absceso. Siempre es una infección localizada, nunca llega a ser tan grave como para tener repercusión en el resto del organismo. Cuando hay una inflamación crónica se crea en el borde de la uña un tejido de granulación hipertrófico llamado granuloma, es una masa de tejido que a la larga impide el correcto crecimiento de la uña por ese lado. Este tejido ha de ser extraído mediante cirugía.

 

Causas

En el mecanismo de la producción de una uña encarnada intervienen varios factores:

  1. La forma de la uña, como por ejemplo la uña en voluta o abarquillada.
  2. Un dedo gordo demasiado largo o en valgo, que es comprimido en su borde lateral por el calzado.
  3. Estructura inadecuada del calzado, muy corto y demasiado puntiagudo.
  4. La hiperhidrosis que es el exceso de sudoración, o el abuso de agua caliente que desvitalizan la piel del surco.
  5. La exuberancia del rodete periungueal que presiona sobre el borde lateral de la uña.
  6. Patologías ortopédicas que alteran la dinámica y alineación de los dedos.
  7. Traumatismos sobre la uña que provocan ruptura de la lámina ungueal, con su subsecuente distorsión.
  8. Infecciones, como por ejemplo la onicomicosis que es la infección de la uña por hongos.
  9. El corte inadecuado de las uñas, es la causa más frecuente. 

Estas causas juntas o separadas coadyuvan en la producción de la onicocriptosis.

 

Diagnóstico

El diagnóstico se basará en la mera exploración de la uña afectada. No es preciso realizar pruebas complementarias como radiografías o analíticas para el diagnóstico.

 

Tratamiento

Existen dos tipos de tratamiento para las uñas encarnadas, el conservador y el quirúrgico. El tratamiento depende de la etapa en que se detecta el problema, en su etapa inicial se utilizaría un tratamiento conservador, un podólogo calificado puede resolverlo, con una correcta extracción de la uña eliminando la espícula y con un posterior control del crecimiento de la uña hasta lograr hacer un corte adecuado.  Y desde luego después de un minucioso análisis del mecanismo que produjo la espícula, se debe corregir cualquier patología adjunta, orientando o derivando al paciente para su solución, por ejemplo problemas ortopédicos, calzado inadecuado, hongos en las uñas, y mala técnica de corte. Si no se consigue solucionar el problema en esta etapa, la uña encarnada llega a causar herida y es fácil que se produzca una infección provocando un absceso que es la inflamación de los tejidos con acumulación de pus. Si la uña se deja sin tratamiento, el proceso infeccioso acabará causando un  granuloma.

Cuando la patología se encuentra en un estado avanzado el tratamiento de elección será el quirúrgico, consistirá en realizar una pequeña cirugía de carácter ambulatorio. Utilizaremos este tipo de tratamiento cuando haya presencia de granuloma o cuando las técnicas conservadoras resulten poco efectivas.

Existen diversas técnicas para operar una uña encarnada, la técnica quirúrgica, siempre bajo anestesia, consiste en cortar la parte de la lámina ungueal clavada hasta más allá de la cutícula, por debajo del pliegue ungueal y después eliminar la matriz de ese lado de uña mediante el proceso quirúrgico escogido, mediante raspado o quemado. El fin de todas las técnicas es realizar una correcta matricectomia, que es la eliminación del lado de matriz que corresponde al fragmento de uña extraído, evitando así que se vuelva a reproducir ese lado de uña. El resultado esperado sería una uña en la que el borde operado ya no crecería y que tendría  un buen aspecto estético.

El mejor tratamiento para las uñas encarnadas es la prevención.

 

Medidas preventivas

Para prevenir la onicocriptosis es esencial una buena higiene de los pies, llevar un calzado adecuado amplio que no presione sobre las uñas y siempre realizar el corte de las uñas recto, no redondeado. En caso de presentar una uña encarnada es aconsejable pedir visita con un podólogo.

 

 

Se entenderá que consiente el usuario una vez atendida la comunicación de este sitio web de que utiliza cookies, si decide seguir navegando por la misma. Cerrar