0 Productos

català | castellano

¿Cómo escoger una silla de ruedas?

Para qué necesitamos la silla; interior o exterior de casa.


Existen sillas de ruedas sólo pensadas para el interior del domicilio y por ello no aptas en el exterior, se trata de sillas con las cuatro ruedas muy pequeñas, habitualmente de 125 mm, todas ellas giran sobre sí mismas, esto permite maniobrar en espacios muy reducidos, suelen ser sillas de chasís fijo (no plegables), con un asiento y respaldo más acolchados por si la persona pasa más tiempo sentada y con opciones para colocar un inodoro entre otros accesorios. También hay del mismo tipo pero con una estructura de aluminio y plástico para entrar en la ducha. Actualmente la medida más estrecha en el mercado es de 52 cm de ancho total. Dentro de esta última categoría también hay sillas autopropulsables, pero su anchura supera los 60 cm.

 

Silla de interior Rea Clematis. Más información.

 

Silla de ruedas de interior Rea Clematis

 

Para las sillas de exterior (que también pueden utilizarse dentro de casa) las ruedas son de 315 mm habitualmente, son ruedas inaccesibles para el usuario que necesitará de alguien que empuje la silla para moverse.

 

Silla de ruedas Gades Vario, no autopropulsable. 

 

Silla de exterior Gades Vario no autopropulsable

 

Las sillas autopropulsables tienen ruedas de 600 mm habitualmente, y llevan unos aros exteriores que permiten al usuario empujar para desplazarse.

 

Silla de ruedas Gades Vario autorpopulsable. Más información.

 

Silla de exterior Gades Vario autopropulsable

 

Para escoger una rudas de 315 o de 600 es necesario responderse a algunas preguntas:

 

¿Puede la persona que se sentará impulsarse? Si la respuesta es no, sigue otra pregunta, ¿podría la persona desplazar la silla lo justo para acercarse más a una mesa o retirarse un poco? Aunque parezca poca cosa, este simple acto puede mejorar la percepción del usuario respecto a su autonomía.

 

Por otra parte en algunas enfermedades neurológicas el médico podría desaconsejar directamente que la persona tenga acceso a este tipo de control.

 

 

Peso y altura de la persona usuaria, y medidas de las puertas por donde debería pasar la silla, incluida la del ascensor.

 

Estos dos puntos van ligados. Para un adulto la medida habitual del asiento es de 43 cm de anchura, esto suele representar alrededor de los 60 cm de anchura total de la silla dependiendo de si queremos ruedas grandes o pequeñas, las ruedas autopropulsables suelen ser entre 2 y 5 cm más de anchura total.

 

Según las características del usuario obesidad, altura… encontraremos sillas más apropiadas, las tallas de asiento suelen ir en: 48, 45, 43, 40… Según el fabricante. Los reposapiés son regulables, salvo escasas excepciones, en sillas básicas exija siempre reposapiés regulables, sin embargo la altura del asiento suele venir de serie, puede optar por un modelo de silla con asiento bajo o alto para casos particulares, pero en general con regular los reposapiés será suficiente.  

 

Pero al final, en cuanto a la anchura del asiento irá limitado por la anchura de las puertas, si la quieren utilizar para interior las puertas de la cocina y del baño suelen ser más estretes en pisos antiguos que el resto, pero sobretodo será necesario medir el ascensor, no compre una silla sin tener en cuenta estos detalles. Los reposapiés son abatibles y extraíbles esto facilita mucho en cuanto a profundidad del ascensor, pero las puertas nos limitaran definitivamente.

 

Llegados a este punto, si estábamos considerando las ruedas grandes puede que debamos decidirnos finalmente por las pequeñas. Aunque en la actualidad existen sillas híbridas, estas silla tienen unas ruedas pequeñas abatibles y unas ruedas grandes autopropulsables que mediante el cómodo sistema Quick Release (accionando un botón) podemos sacar las ruedas grandes y dejar las pequeñas que además ruedan sobre sí mismas permitiendo movimientos en espacios muy reducidos.

 

Silla híbrida Forta Giro Line. Más información.

 

Silla Forta LineGiro

 

También existe en el mercado una silla super estrecha con ruedas autopropulsables de 50 cm de ancho total, tiene unas ruedas de 500 mm, que van por devajo del asiento, esto permite reducir el ancho total de la silla pero también provoca que del asiento al suelo quede una altura de 56 cm, algo alto para los usuarios con estaturas bajas o medias.

 

Silla superestrecha PL20. Más información.

 

Silla de ruedas superestrehca PL20

 

Movilidad de la persona usuaria, y en su defecto características de la persona que la acompañará. Valorando las ruedas.

 

Un punto también a tener en cuenta, a mayor diámetro de rueda más facilidad para impulsar la silla, recorremos mayor distancia, y en caso de pequeños bordillos o pendientes nos resultará más fácil empujar, también absorben mejor las irregularidades del terreno, como adoquines.

 

¿Ruedas macizas o hinchables?

 

Las ruedas hinchables amortiguan mucho mejor las irregularidades del terreno, por contra requieren de un mantenimiento muy superior a las macizas, será necesario hincharlas a menudo, y corremos el riesgo de pinchazos.

 

Las ruedas macizas no requieren mantenimiento, excepto el de limpiarlas regularmente igual que les hinchables y el resto de la silla.

 

Actualmente la mayor parte de las sillas vienen de serie con ruedas macizas. No olvidemos que algunos cojines pueden también ayudarnos a amortiguar y dar comodidad al usuario, será siempre recomendable utilizar cojines antiescaras (previenen las úlceras por presión).

 

¿Chasís de acero o de aluminio?

 

Las sillas de acero son sillas de peso superior a las de aluminio, una silla de acero pesa unos 18 kg de media mientras que las de aluminio pesan entre 11 kg y 16 kg. (No hablamos de las sillas activas).

 

Las sillas de ruedas tanto de aluminio como de acero tienen una etiqueta en el chasís donde nos indica el peso que soportan, suelen estar validadas hasta los 125 ó 135 kg, tanto unas como otras, aunque también las hay validadas hasta sólo 100 kg, y por supuesto están las sillas bariátricas, de chasís reforzado para soportar pesos de 200 y 300 kg.  

 

Escogeremos una silla de ruedas según nuestras necesidades, si queremos reducir peso, escogeremos una de aluminio que además suelen venir de serie con mejores acabados, como horquillas delanteras de aluminio y no de plástico, mejores acolchados y en el caso de ruedas grandes suelen venir con quick realease (sistema de extracción de la rueda pulsando un botón).

 

Resumiendo las sillas de ruedas de aluminio nos facilitaran mucho la labor de colocarlo dentro de un coche y en caso de empujar notaremos la diferencia.

 

Presupuesto.

 

El precio de una silla de ruedas de acero es a partir de 240€  y las de aluminio van des de 350€ y ambas entran por la seguridad social si el médico especialista (neurólogo, traumatólogo...) lo considera oportuno. 

 

Existen algunas excepciones, por ejemplo hay disponible una silla de aluminio (sólo rueda pequeña) de tan sólo 11 kg, que se vende por 260€.

 

Silla de aluminio Alu Lite (azul) o PL80 (gris), también disponible en color granate. Más información.

 

Silla Aluminio alu Lite

 

Se entenderá que consiente el usuario una vez atendida la comunicación de este sitio web de que utiliza cookies, si decide seguir navegando por la misma. Cerrar